Los neurotransmisores en nuestra vida…Karishma nos cuenta

Posted on


Os pasamos el trabajo de Karishma, enfermera y alumna de nuestra escuela. ¡Fantástico, Karishma, muchas gracias!

La serotonina es un neurotransmisor central que juega un papel muy importante en el humor, ansiedad, sueño, dolor, conducta alimentaria, sexual y un control hormonal hipotalámico, es decir, ejerce una gran influencia sobre el sistema psiconervioso, por lo que frecuentemente se le denomina “hormona del humor”.

Es una sustancia sintetizada en las neuronas serotonérgicas del sistema nervioso central (encéfalo y médula) y en las células entecromafin (células de Kulchitsky) en el tracto gastrointestinal.

 

[NOTA:POR ESO DEBEMOS TOMAR NOTA DE LOS EFECTOS BENEFICOS EN EL ESTADO DE ANIMO CUANDO ESTIMULAMOS CON REFLEXOLOGIA EL APARATO DIGESTIVO Y LA ZONA REFLEJA CABEZA/CEREBRO O LA COLUMNA VERTEBRAL.Adela Carrasco]

Su función es fundamentalmente inhibitoria. Ejerce influencia sobre el sueño y se relaciona también con los estados de ánimo, las emociones y los estados depresivos. Afecta al funcionamiento vascular y la frecuencia del latido cardíaco, regula la secreción de hormonas, como la del crecimiento.

Cambios en el nivel de esta sustancia se asocian con desequilibrios mentales como la esquizofrenia o el autismo infantil, así como el trastorno obsesivo compulsivo. Los hongos alucinógenos y el LSD actúan fuertemente en los receptores serotíninicos.

Los bajos niveles de serotonina en la persona con fibromialgia explican en parte el porqué de los dolores y los problemas para dormir. Dichos niveles bajos se han asociado también a estados de agresión, depresión y ansiedad e incluso a las migrañas, debido a que cuando los niveles de serotonina bajan, los vasos sanguíneos se dilatan o hinchan.

La serotonina además es descrita como una sustancia sedante y antidepresiva, que surge en el cerebro cuando cae la noche, induce nuestros sueños y permanece elevada hasta que amanece, cuando comienza a descender. Pero esta debe mantenerse trabajando adecuadamente para que la persona pueda dormir bien, ya que es la responsable de que la fisiología de la persona sea la adecuada para el sueño. Si esta no hace su trabajo adecuadamente la persona no podrá dormir bien a pesar de cualquier esfuerzo.

Otro papel importante que lleva a cabo la serotonina es actuar como el reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia. Nuestro reloj interno viene a ser entonces nuestro “coordinador” fisiológico, compuesto por la temperatura corporal, la hormona combatiente del estrés y los ciclos de sueño. Estos tres elementos deben ser coordinados adecuadamente por el reloj interno para poder dormir profundamente y despertar descansados.

Los especialistas afirman que la mujer produce una menor cantidad de serotonina, lo que parece explicar en parte el porqué la proporción de personas con fibromialgia es mayor entre mujeres. Según una investigación de la Universidad de McGill de Canadá en el cerebro del hombre hay un 53% más de serotonina. La mujer siente dolor con más agudeza porque los estrógenos actúan sobre los neurotransmisores que permiten que a las células del cerebro comunicarse entre sí. Sin embargo, como las mujeres son más sensibles a los cambios de niveles de serotonina, reaccionan a los medicamentos que influyen sobre la misma (por ejemplo, los antidepresivos tricíclicos).

Finalmente, cuando la persona tiene mucho estrés enfrentará muchos problemas para dormir, despertará con mucha frecuencia y en la mañana estará muy cansada. Luego es lógico que sienta dolores de espalda, cabeza, cuello y hombros, así como malestar o dolor general. Y por si fuera poco el famoso “fibrofog” o dificultades en concentración o memoria al que se refieren las personas con fibromialgia también se debe en gran parte a la serotonina, ya que este es el principal neurotransmisor involucrado en la memoria humana. Aumentando los niveles de serotonina, aumenta la memoria.

¿Qué cosas puedes afectar los niveles de serotonina en el cuerpo?

Entre otras se encuentran los niveles de azúcar en sangre, algunas comidas, y en las mujeres, cambios en los niveles de estrógenos. Pero por otro lado, hay algunos alimentos, como las harinas, que por su alto contenido en azúcar elevan la serotonina cerebral y sustituyen la tristeza, angustia y nerviosismo por alegría, sedación y felicidad. [Nota: ¿Quién no ha sentido una gran satisfacción después de comerse un bocadillo de lo que sea?. O después de vaciar la caja de bombones…Adela Carrasco]

Para aumentar los niveles de serotonina también es útil el ejercicio físico (caminar, bailar, nadar, correr bicicleta, etc.…),la vida al aire libre, las buenas relaciones de amistad y las bebidas lácteas azucaradas entre otras.

 

¡¡Buen trabajo, Karishma!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s